PIENSA. ALIMÉNTATE. AHORRA.

Por: Burruezo Congelados

El pasado 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente, este año con el lema “Piensa. Aliméntate. Ahorra” para concienciarnos que desde nuestro pequeño entorno y en nuestro día a día, también es posible la colaboración. Analizamos a continuación cada una de estas premisas.

El mensaje Piensa, nos lleva a reflexión  de cómo podemos  mejorar la sostenibilidad del sistema con unas pautas básicas, tan sencillas como:

  • Compre lo que se va a consumir, no almacene grandes cantidades de comida, vigile las fechas de caducidad y evite tirar alimentos  por no consumirlos a tiempo. Para ello programe sus compras a razón de sus consumos, evite las compras impulsivas. Considere la posibilidad de congelar  aquellos alimentos que no vaya a consumir a corto plazo y tengan una fecha de consumo preferente cercana.
  • Extreme las precauciones en la conservación y elaboración de alimentos, es importante conocer los periodos de vida de los distintos alimentos, y los medios de conservación con los que contamos. Como norma general, las frutas y verduras refrigeradas mantienen  sus propiedades entre 7 y 10 días. Las carnes y los pescados frescos, no envasados en atmósfera protegida, conservadas entre 1 y 5ºC se deben consumir en un periodo no superior a los cuatro días. La conservación por calor es un proceso al que podemos recurrir cuando se acerque la fecha de consumo, tenga en cuenta que las comidas elaboradas puede conservarlas hasta cinco días en el frigorífico. No olvide otros métodos de conservación de los alimentos como la esterilización, la desecación, la salazón o los encurtidos.
  • No tire comida, aproveche los restos  para elaborar nuevos platos. Evite las mermas, tanto de los productos en crudo, como de los elaborados, utilízalas para realizar otros platos, donde incorporándoles otros ingredientes cambie sensiblemente el sabor o congélelos para otra ocasión. Existen en cocina infinidad de elaboraciones, donde el producto principal puede proceder de otros preparados: caldos, croquetas, empanadas, ensaladas…

Si analizamos el mensaje de Aliméntate  y buscamos  un consumo más sostenible, considere las siguientes sugerencias:

  • Evitar el sobreembalaje. No se rija por la presentación y colorido de los embalajes, lo importante es el producto, apueste por comprar alimentos al peso en lugar de productos envasados,  generan residuos innecesarios. Recicle los residuos que se produzcan. En numerosas ocasiones la imagen del etiquetado, no corresponde con la calidad del producto que hay en su interior.
  • Cambie hábitos e incluya en su cesta productos ecológicos y de comercio justo. Poseen la garantía de origen y de calidad. Contribuyen a minimizar la explotación agraria y laboral. Consuma  productos que se cultiven o elaboren de forma respetuosa con el medio ambiente.
  • Opte por productos de temporada, además de aprovechar al máximo sus cualidades nutricionales, disfrutara de todo su sabor.

 

En cuanto al mensaje de Ahorra, le invitamos a considerar una serie de propuestas, ya implícitas en los dos mensajes anteriores, pero que merecen la pena recordar:

  • Elija preferentemente productos locales, ayuda a minimizar los gastos desmesurados en transporte, y suponen un ahorro importante de agua y energía.
  • No busque la perfección estética de las frutas y verduras, tendencia  que se ha impuesto como exigencia entre muchos consumidores, tiene  consecuencias negativas para los agricultores. La calidad del producto no tiene nada que ver con su apariencia.
  • Compre productos congelados, cuando su consumo no va a ser inminente, ahorrara en su cesta de la compra y disfrutará igualmente de su calidad.

 

Son recomendaciones sencillas que, si todos adoptamos, ayudarán a no desaprovechar cada año 1,3 billones de toneladas de alimentos, un tercio de la producción alimentaria de todo el planeta.

+ Recetas o Consejos

Rating: 2.0. From 1 vote.
Please wait...
Visita nuestra tienda de congelados online

Pin It on Pinterest