El secreto de unas croquetas caseras melosas

Por: Burruezo Congelados

Hacer unas croquetas caseras y melosas es sencillo, no es necesario dejar la bechamel muy liquida, puesto que resulta muy difícil de trabajar, darle forma, empanarla  y  freír.

La melosidad de la croqueta viene marcada por el contenido en grasa. Para ello aportaremos nata o queso fresco y reduciremos en la misma proporción la leche que utilizaremos para preparar la bechamel.

Resultan deliciosas cualquiera que sea el ingrediente utilizado, podemos prepararlas de jamón, setas, pescado, mariscos o alguna carne de suave sabor.

Para hacer el rebozado, seguiremos los pasos del empanado, harina, huevo y pan.  Aunque  este último ingrediente se puede sustituir por otros, como polenta, copos de patata o panco.

Nuestras croquetas caseras las hemos preparado con bacalao y rebozado en sémola de maíz. El resultado es genial, la cremosidad de la croqueta contrasta muy bien con la capa crujiente del rebozado y su sabor es delicado y gustoso.

Ingredientes de las croquetas para 6 personas

 

ingredientes croquetas con bacalao

  • 80 g de mantequilla
  • 80 g de harina
  • 375 ml de leche
  • 125 g de queso fresco
  • 200 g de bacalao al punto de sal
  • 60 g de cebolla
  • 20 ml de aceite de oliva

Para rebozar

Huevo, harina y sémola de maíz

Preparación de las croquetas

 

Con un poco de aceite pochar la cebolla partida en bronouse a fuego suave, transcurridos 10 minutos  incorporar el bacalao partido en daditos, sin piel y rehogar ligeramente. Reservar.

Derretir la mantequilla en un cazo de fondo grueso y añadir la harina,  cocer 5 minutos a fuego suave sin parar de mover con unas varillas. Incorporar la leche y el queso fresco y dejar cocer durante unos 15 minutos, a fuego suave y dándole vueltas de forma continua. Salpimentar ligeramente y añadir un poco de nuez moscada recién rayada.

Bechamel para hacer las croquetas

Incorporar la cebolla y el bacalao pochado a la bechamel y cocer todo junto durante 5 minutos más, sin para de remover para evitar que se pegue.

Apartar del fuego y verter sobre una fuente. Tapar a piel con papel film y dejar enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en la nevera.

Conformar la croqueta con ayuda de una cuchara y dándole la forma con las manos. Pasar primero por harina, en segundo lugar por huevo y por ultimo por la sémola de maíz.

Freír en abundante aceite caliente. Para no aportar sabor, utilizaremos aceite de girasol.

Las croquetas caseras se sirven calientes. Buen provecho!!

 

+ Recetas o Consejos

Rating: 1.7. From 3 votes.
Please wait...
Visita nuestra tienda de congelados online

Pin It on Pinterest